Apart Hotel “Ako Suits2” en Barcelona

Año: 2011

Promoción: Privada

Obra: Nueva

Superficie: 1.984,97 m2

Localización: Barcelona, España

Fotógrafo: Simón García

Se trata de un edificio situado en el Ensanche de Barcelona. El antiguo edificio, en muy mal estado, era objeto de demolición, se proyectó, por tanto, una nueva edificación que toma en consideración su ubicación en el centro mismo del Ensanche, con un entorno que conserva parcialmente la estructura original urbana.

El nuevo edificio ubica un aparthotel. En planta baja se propone un espacio comunitario de recepción y estancia. Un patio central estructura e ilumina todas las plantas. En las plantas superiores se distribuyen los pequeños apartamentos.

Se proponen dos tipologías de apartamentos, una más compacta y reducida que da hacia el patio interior de manzana, con dos zonas claramente diferenciadas, en donde una primera estancia concentra las zonas húmedas de cocina y baño y otra zona ubica el dormitorio. La otra tipología de apartamento, hacia la calle, tiene una zona de acceso, con un pequeño espacio para estar y cocina y concentra en fachada el dormitorio y el baño, visualmente conectado. Todos los interiores fueron diseñados desde un cuidado extremo en sus elementos y mobiliario de madera.

Se decide no construir la totalidad permitida de planta baja para poder dar iluminación y uso al sótano, que alberga dependencias propiamente de servicio al aparthotel. La planta cubierta tiene un servicio para los residentes del aparthotel, con solárium y espacios de intimidad y vista hacia el exterior.

Existe en el proyecto una profundización por utilizar al máximo los recursos naturales y dar al edificio un buen comportamiento bioclimático; se proporciona luz natural a los espacios comunes, a través del patio central y que incorpora elementos que concentran y canalizan la luz del exterior; se consigue una ventilación cruzada en todos los apartamentos y principalmente se desarrolla, juntamente con la industria, un trabajo de innovación para poder diseñar grandes ventanales de vidrio con una carpintería mixta de madera y aluminio que consiga una total estanqueidad térmica y acústica.

La fachada pretende recuperar los motivos, relieves y colores del Ensanche de Barcelona y proporcionar una continuidad y ritmo del macizo con el hueco. La posibilidad de profundizar en la tecnología del esgrafiado industrial fue el origen de la nueva propuesta de fachada. Los motivos vegetales, tan recurrentes, en las fachadas del barrio, desde sus geometrías, fueron el origen en la propuesta de proyecto, un bajo relieve orgánico pretende mimetizar el arbolado de las calles del ensanche en invierno. Las grandes balconeras se colocan en el mismo plano que el panel e integran el dibujo del esgrafiado. La fachada hacia el patio interior, recupera la galería propia del ensanche, protegida con unas persianas exteriores enrollables de madera.