Ampliación escuela Teresianas-Ganduxer

Año: 2014

Promoción: Fundación Teresiana

Obra: Nueva y reforma

Superficie: 2.845 m2

Localización: Barcelona, España

Fotógrafo: Simón García

Se trata de la ampliación de la Escuela Concertada de las Teresianas en la calle Ganduxer. El colegio, debido de su valor patrimonial, al paso de los años y a las diferentes reformas docentes se ha ido quedando sin espacios suficientes de aulas ni espacios de recreo cubiertos. La nueva ampliación re-ubica todos los cursos de Bachillerato y cuarto de ESO, así como dota al colegio de un nuevo espacio deportivo cubierto con las infraestructuras necesarias para poder dar servicio escolar y extra-escolar.

Ha supuesto un reto proyectar un edificio de nueva planta en un entorno con la singularidad y significación del actual Colegio de las Teresianas.  Se decidió en el proyecto ubicar la ampliación en el lugar más adecuado para no afectar a la visibilidad del pabellón diseñado por Antoni Gaudí.  El volumen respeta la altura y distancias de los edificios colindantes y se liga funcionalmente al pabellón deportivo existente.

El edificio tenía que hablar de su tiempo, sin dar la espalda a las texturas propias del edificio existente, así pues se ha optado por una fachada tejida cerámica, que hace de gran celosía, hacia  la calle y elementos ligeros y luminosos hacia el interior de la escuela. Esta doble piel que tamiza térmica y lumínicamente el interior permite una libertad y flexibilidad en la distribución de las ventanas y los elementos opacos necesarios funcionalmente.

El pabellón necesitaba dar servicio a un espacio deportivo en planta semisótano, consecuentemente se propone una estructura metálica colgada que permite dotar al edificio de una planta diáfana. Las aulas se distribuyen desde un pasillo-distribuidor central que recibe luz, en cada una de las plantas, a través de una chimenea solar. Los interiores se proponen desde la máxima austeridad y simplicidad, según las necesitas estrictas del centro.

Todo el proyecto se ha trabajado para conseguir el mínimo consumo de climatización y mínimo consumo de renovación del aire interior, la vegetación juega un papel importante en la calidad del aire y coopera con la maquinaría necesaria para reducir la contaminación. Se ha optado por sistemas radiantes de climatización como solución que proporciona un mayor confort y transferencia térmica.  La ubicación del edificio permite reestructurar el funcionamiento general del Colegio y posibilita diferenciar claramente un acceso por alumnado de segundo ciclo, así como dotar de servicios extra escolares que no interfieren con la los horarios y funcionamiento escolar y de la comunidad religiosa.