Bloque de viviendas de alta efficiencia energetica en Pau Alcover/Angli Barcelona

Año: 2008

Promoción: Privada

Obra: Nueva

Superficie: 1826.19 m2

Localización: Barcelona

Fotógrafo: David Pintor

Certificación energética: A

0021  0011

0013  0012

0022  0016

0024  0023

0032  0031

BIOCLIMATIC DIAGRAM TO PROJECTS_PAU ALCOVER-01

P ACCÉS_bw  P COBERTA_bw

Microsoft Word - MEMÒRIA CANVI Nº DE PISOS.doc

SEC_bw_correct basement  Bioclimatic section_Pau Alcover

 

El edificio “Pau Alcover” está situado en un solar de la zona alta de Barcelona; en el lugar existía una pequeña vivienda unifamiliar y un jardín totalmente abandonado, que había quedado absorbido por el crecimiento y la densidad de la ciudad.

El proyecto debía desarrollar un proyecto de viviendas, con una cierta indefinición funcional en su origen y un gran interés, por parte del promotor, de aplicar sistemas innovadores constructivos y de eficiencia energética.

El cliente quería analizar diversas posibilidades de distribución y tipologías de vivienda, con el interés de poder tomar la decisión desde las alternativas planteadas en proyecto. El promotor exigía también estudios técnicos y económicos de aplicación de productos industriales concretos y sistemas que garantizasen  la mayor eficiencia energética. No se trataba pues, de una promoción estándar, sino de un proyecto con ritmos pausados que permitiese ir definiendo posibilidades tipológicas y opciones de mejora en cuanto al buen funcionamiento del edificio, a lo largo de su ciclo de vida.

La volumetría permitida por el planeamiento se situó con la mejor orientación y la máxima compacidad, liberando el espacio más soleado como jardín exterior. Se plantea el acceso en esta orientación Sudoeste, intentando jugar con la topografía para poder crear distintos espacios exteriores con cierta privacidad.

Entre las premisas de trabajo estaba la apuesta de crear espacios de vida comunitaria. Tanto la planta baja, semienterrada, como la cubierta están proyectadas como espacios de vida vecinal.

El edificio se desarrolla en 4 plantas y se proyecta, tal como describimos, para conseguir un balance energético que tienda a cero mediante estrategias pasivas y activas.

La fachada principal, orientada a sudoeste está protegida por unas lamas venecianas que se accionan, según las necesidades de asoleo y desaparecen cuando están plenamente abiertas. Un sistema de control domótico permite que el edificio pueda gestionar su posición más idónea, dependiendo de las condiciones exteriores, con el fin de maximizar el confort interior y reducir los consumos. El usuario puede manipular la automatización según sus necesidades y su hacer. Unas jardineras exteriores permiten incorporar un filtro vegetal a la fachada, como sistemas natural de refrigeración, que sombrea, da color y evaporación al ambiente. La vegetación es de hoja caduca para poder atemperar el clima del interior según las estaciones del año.

Las otras fachadas combinan carpinterías protegidas por las mismas lamas. Una fachada ventilada cerámica de gran formato fue proyectada conjuntamente con el cliente e industriales de su confianza. En colaboración con el industrial diseñamos los tamaños de las piezas óptimas para su fabricación y colocación, así como las posibilidades de perforación donde era necesario. Se propone un sistema de colocación de las piezas “en escama” que aporta al conjunto un ritmo y discontinuidad. Un buen aislamiento en la cara exterior del paramento interior de la envolvente permite un óptimo comportamiento del edificio durante todo el año.

Las viviendas captan la luz solar tanto en el perímetro de toda la fachada como en el patio central del edificio, con lo que se permite minimizar la necesidad de iluminación artificial y amplía las posibilidades de ventilación cruzada.

La estructura es de pilares metálicos, conformada en tres crujías, con un forjado mixto de chapa colaborante. Todos los pilares  quedan embebidos en fachada exterior o fachada patio permitiendo la máxima flexibilidad en el interior. El interés del promotor estaba en poder redistribuir las tipologías de viviendas a lo largo de los años, con la posibilidad de plantear 2, 3 o 4 viviendas por rellano, que pudieran adaptarse a las necesidades de alquileres de Barcelona.

En este mismo sentido, la fachada está compuesta con módulos regulares de carpintería de 1,2 metros, de modo que en cualquier momento se pueden cambiar las distribuciones sin afectar el exterior.

El conjunto del edificio se climatiza de forma centralizada, a través de un sistema geotérmico, cada planta tienen sus sistemas de control y monitorización para conocer en todo momento el comportamiento de cada vivienda.