Edificio Judicial en Vilafranca del Penedès, Barcelona

Año: 2007

Promoción: Pública

Obra: Nueva

Superficie: 3839m2

Localización: Vilafranca del Penedès

Fotógrafo: Adrià Goula

A pesar de disponer de un programa funcional concreto al cual se tiene que someter el edificio, somos conscientes que el reto primordial que tiene que lograr el futuro edificio es de tener una entidad suficiente para servir de referencia en el lugar donde se encuentra. El edificio se ubica en una zona de equipamientos del ensanche de Vilafranca del Penedès, que linda con la vía del tren-ave en su recorrido Lérida-Barcelona.

Se plantean dos volúmenes abrazados por una cubierta que configura el vestíbulo central. En el volumen más largo y alto se albergan las funciones administrativas del edificio. El volumen más bajo contiene las salas de vistas (salas de juicio), colocadas sobre un zócalo de servicios, con una cierta entidad propia para dar a estos espacios un protagonismo  y un cuidado especial tanto desde el punto de vista del juez como del juzgado y del entorno del juzgado. Un gran vacío cubierto es el espacio de comunicación entre todos los usos. Tanto desde el exterior como desde el interior, la cubierta describe el funcionamiento general del edificio y recibe a los visitantes, une los dos edificios y crea un espacio libre, de comunicación entre las partes. Los usos se distribuyen en: -sótano: La zona de detenidos, el archivo general, espacios de instalaciones y aparcamiento   -planta baja:Contiene todos los espacios con acceso directo desde el exterior: la sala de matrimonios y juzgado de guardia, contiene también todos los usos de mayor contacto con el público: registro civil, salas de técnicos y decanato, vestíbulo central, servicios públicos, médico forense, fiscalía y sala de abogados.

-planta primera: Alberga las salas de vistas y dos oficinas judiciales

-planta segunda:Alberga dos oficinas judiciales.

Las orientaciones de las piezas vienen dadas por la alineación al vial. Así, la fachada del edificio administrativo está orientada al sureste, la fachada principal del edificio está orientada a la avenida Europa (noreste) creando una pequeña plaza delante del edificio. El edificio administrativo es la única fachada del edificio, el resto del volumen es continuidad de una gran cubierta. Se plantea una fachada de cerámica, orientada al sureste, de tipo ventilada con cerramiento interior, aislante térmico, cámara de aire y cerramiento exterior con el objetivo de mejorar el comportamiento bioclimático del edificio. Utilizamos piezas industrializadas cerámicas. Estábamos interesados en la cerámica como  material de fachada por sus propiedades térmicas,  su coste, su durabilidad y su fácil mantenimiento y su apariencia más doméstica.

Por razones ecológicas y económicas queríamos utilizar métodos de construcción industrializada con baja implicación de mano de obra y utilización de procesos de montaje en seco. El resto del envolvente del edificio pretende imitar una gran atmosfera que protege de la lluvia y del exterior, el tratamiento de materiales con su propia luminosidad y brillantez es la presencia del resto del edificio frente a la calle. Desde el interior,  una cubierta de bandejas de chapa ondulada con aislante térmico interior se muestra tanto en su forma como en sus materiales hacia el vestíbulo y las salas de vistas. Cierta humanidad en la configuración de los espacios, así como en el tratamiento noble de ciertos materiales y sistemas aparentemente industriales, pretenden conferir al conjunto una visión transparente de la estructura judicial.