Edificio para Telefónica Móviles en Toledo

Año: 2005

Promoción: Pública

Obra: Nueva

Superficie: 6.504m2

Localización: Toledo

Fotógrafo: Eduardo Sanchez Lopez

El edificio se concibe como un gran contenedor conformado mediante el ensamblaje de componentes fabricados por la industria. La estructura portante abre los núcleos tridimensionales y un pórtico, como soporte de losas de grandes vanos, tiene la eficacia de una infraestructura, cubierta por una envolvente ligera y diversa capaz de activar y filtrar el clima exterior para obtener las condiciones del confort interior.

El edificio está claramente diferenciado en tres zonas:

La  zona central, alberga el servicio de operadores. Funciona como un gran atrio climático,  donde la cubierta recoge el espacio y con sus diferentes pendientes, capas y mecanismos, reacciona en complementariedad con la aportación de las zonas adyacentes según las estaciones para  una captación óptima de energía y una distribución equilibrada del aire (caliente y frío) a todos los espacios.

Una zona sur -íntimamente ligada a la primera-, alberga el área de descanso. Funciona como un gran invernadero que apoya a los demás espacios produciendo el calor que necesitan y evacuándolo cuando sobra.

La  zona norte que contiene las oficinas de gestión del conjunto conforma una gran cámara de aire húmeda y sombreada, que funciona como planta refrigeradora al ser atravesada por el aire caliente y seco durante el verano. Este espacio con sus patios vegetados funciona como regulador térmico y proporciona frescor a todos los espacios.

Así, la maquinaria convencional ha sido dimensionada como un apoyo complementario al funcionamiento climático de la propia arquitectura en la producción de su propio confort interior. Las formas resultantes deberían leerse como la expresión de ese funcionamiento.