Escuela Acacias en el barrio de Sant Martí, Barcelona

Año: 2012

Promoción: Pública

Obra: Rehabilitación

Superficie: 1.781 m2

Localización: Sant Martí, Barcelona

Fotógrafo: Simón García

La escuela “Acacias” está ubicada en los jardines de Josep *Trueta  de Barcelona. El proyecto debía llevar a término la ampliación de la escuela para integrar una guardería, así como realizar una mínima rehabilitación de la escuela existente. El solar, de titularidad pública, con una forma rectangular, está situado en una esquina de una manzana, con la tipología propia del ensanche de Barcelona. El edificio principal de la escuela da fachada hacia la calle Pujades.

La ampliación de la guardería necesitó desarrollar un plan de reforma interior, en el cual se proponía un volumen autónomo, que configuraba la esquina y crecía hacia la calle Lope de Vega. El hecho característico de encontrarse situado a una manzana de espacio público condicionaba, en gran parte, los accesos del nuevo uso, así como obligaba a tener muy presente la integración visual de la nueva edificación con los espacios libres verdes.

Se propone un nuevo acceso de todo el conjunto escolar desde los jardines existentes, revitalizando el espacio público; el acceso a la guardería es a través de un porche independiente, más próximo a la calle. Se independizan los accesos de servicios de los accesos de los niños.

Funcionalmente, el nuevo edificio es un volumen en L, con dos plantas hacia la calle y una sola planta hacia los jardines, las aulas de los niños más pequeños se ubican en el volumen de una sola planta, bien orientadas y con su espacio exterior propio; el resto de aulas se colocan en planta primera dando hacia la calle, protegidas por unos grandes celosías metálicas que les permite una buena luz natural, sin deslumbrar ni el calor que le puede producir su orientación.

A nivel constructivo se propone una estructura mixta industrializada, con pilares, jácenas metálicas y forjados con placas alveolares pretensadas de cemento armado; con este sistema se logra la máxima facilidad y rapidez de montaje, así como, permite una flexibilidad a cambios de uso.

Los exteriores del nuevo volumen se plantean con materiales tradicionales de ladrillo que dialogan con el entorno próximo y unas lamas fijas conformadas por perfiles laminados de acero galvanizado fijados a la estructura principal forman una  gran celosía. La intervención y mejora del edificio existente consiste en regenerar todos aquellos acabados que se han ido deteriorando con el tiempos, pinturas, carpinterías exteriores e interiores, mejorando su buen comportamiento frente a las inclemencias del exterior, se incorporan nuevos mecanismos y se llevan a término los mínimos cambios necesarios en compartimentaciones interiores. Se renueva toda la valla exterior, el tratamiento de los accesos, así como el tratamiento de urbanización y mobiliario exterior de la escuela.