Escuela Los Arenales en El Casar, Guadalajara

Año: 2010

Promoción: Pública

Obra: Nueva

Superficie: 3.995m2

Localización: Guadalajara, España

Fotógrafo: Nacho Abascal

El Proyecto responde a la intención de albergar y articular de manera eficiente el programa específico, atendiendo a una distribución coherente, priorizando ante todo la orientación.
Por otro lado su volumetría encastada en la topografía, así como la textura y el color de sus paramentos, permite crear cierto equilibrio entre edificación y naturaleza en el enclave periurbano dónde se ubica.

El edificio se adapta a las características propias de la parcela, de forma alargada y gran pendiente, con un único acceso desde la calle y se organiza mediante un esquema en peine con tres volúmenes este-oeste perpendiculares a la vía de acceso. De los tres volúmenes propuestos en proyecto, los dos primeros y más cercanos a la carretera, son de una planta y contienen las aulas infantiles; cada una se ha protegido con una envolvente metálica continua que forma la cubierta y la fachada norte para generar una cámara ventilada y se extiende en el lado sur con un gran porche que protege la fachada vidriada de las aulas. La tercera ala, mayor que las anteriores, es un volumen prismático que se adapta a la topografía del solar; este volumen contiene el acceso, las zonas de administración e instalaciones en su planta baja y el espacio docente de primaria; las fachadas se componen a base de paneles de hormigón de colores con unas aberturas horizontales quebradas, protegidas con lamas en el lado sur; interiormente las aulas se han organizado hacia el sur, reservando el lado norte a las aulas pequeñas, tutorías y espacios auxiliares. Dos vacíos verticales relacionan espacialmente las diferentes plantas y se manifiestan en fachada como paramentos opacos salpicados por aberturas circulares.

El programa de comedor y cocina une los diferentes volúmenes de la escuela. En el extremo este del solar se encuentra el volumen que alberga pabellón de la pista cubierta. Un porche fotovoltaico abraza el volumen de primaria y el pabellón, ofreciendo una comunicación exterior entre ambos a resguardo de la lluvia y el sol. Los exteriores tratan de priorizar los pavimentos blandos y drenantes, combinados con vegetación frente a las superficies duras. La construcción fue enteramente industrializada mediante una estructura de pórticos metálicos atornillados y forjados de piezas alveolares de hormigón pretensado.