Viviendas sociales de alquiler en Rennes, Francia

Año: 2010

Promoción: Pública

Obra: Nueva

Superficie: 9.685m2

Localización: Rennes, Francia

Fotógrafo: Stéphane Chalmeau

El proyecto está situado en la zona Sur-oeste de Rennes, muy cerca del centro de la ciudad, en una zona de nueva expansión, con un Plan redactado por el equipo de urbanistas italianos Bernardo Secchi y Paola Viganó, por el paisajista Charles Drad, Gec Ingénierie y Aubépine sarl por las consultas botánicas. El proyecto surge pues de una interacción entre urbanistas, paisajistas y biólogos con los arquitectos encargados de la edificación El proyecto está ubicado en la zona llamada “Bosque habitado”. En este sector hay siete manzana a desarrollar, la ordenación de nuestro edificio responden a la tipología urbana de la AGORA.

El programa consiste en la realización de un “edificio patio” (AGORA). El plan prevé un gálibo cerrado en las cuatros fachadas que debe poder permitir una permeabilidad de la planta baja, se plantea como un espacio colectivo privado pero abierto o en conexión con la ciudad. Un elemento casi de memoria histórica de este espacio son los árboles existentes que el plan obliga a mantener.

Uno de los puntos clave del proyecto era poder mantener la continuidad de la tipología Agora requerida por el plan consiguiendo proponer un edificio relativamente esponjado y capaz de responder a la necesidad de dotar cada vivienda de un espacio exterior asimilable a una terraza pero con la posibilidad de uso como “jardin d’hiver”. Así, en las esquinas, es donde se han ubicado los núcleos de comunicación vertical, rompiendo en planta el perímetro. Estos elementos que rompen son, de hecho, tanto en su función como en su apariencia, las bisagras del proyecto, ya que conectan y unen. Alrededor de las escaleras y los ascensores, que discurren a lo largo de un patio vertical continuo, se aglutinan las “loggias”, o terrazas privadas, que a su vez dan acceso a las viviendas.

El tratamiento de estos espacios interiores/exteriores está constituido por:
– una piel externa de aluminio ondulado perforado, fijo en el caso de que el tramo de fachada corresponda a espacios comunes, y corredera en el caso de que corresponda a espacios exteriores privados (loggias)
– una piel interna de policarbonato en las terrazas, también en paneles correderas.

Con esta combinación se permitirán diferentes configuraciones y consecuentes comportamientos térmicos a estos espacios, neurálgicos en las tipologías propuestas: cerrado al viento y abierto a la luz (efecto invernadero); protegido a la luz pero con ventilación natural; abierto a luz y ventilación (exterior) tipo balcón.
La flexibilidad de estos espacios y su relación con el patio comunitario sobre los que se asoman permiten una gestión térmica “personalizada” y un comportamiento activo del edificio en función de la situación climática exterior.
El proyecto tiene como principal objetivo el buen comportamiento bioclimático de las viviendas que disminuyan la demanda energética y aseguren un confort desde la interelación entre el entorno y la arquitectura. Los puntos principales de desarrollo en este sentido son:

1. Mejorar la actitud de la envolvente del edificio para reducir las necesidades de calefacción y reducir el consumo de energía primaria no renovable a través:
a. Orientación de la edificación
b. Utilización de elementos bioclimáticos como invernaderos y fachadas multicapas + ventilación natural
c. Uso máximo de la iluminación natural
d. Viviendas pasantes
e. Inercia térmica

2. Mejorar el confort en verano a través el uso de protecciones solares y el estudio de la ventilación cruzada.

3. Uso de energías renovables utilizando el sistema de bomba de calor para la ACS y la calefacción, a través una pérgola solar ubicada en cubierta.