Centro cívico Joan Oliver – Pere Quart (Les Corts)

El Centro Cívico Joan Oliver-Pere Quart fue el primer proyecto del estudio desarrollado, a lo largo de todas sus fases, a partir de un guion de trabajo que permitiera a todo el equipo implementar, con conocimiento, el bioclimatismo, las soluciones constructivas más adecuadas para responder a las condiciones del exterior, así que como para poder tomar las decisiones más adecuadas en los sistemas auxiliares de apoyo al bienestar de los espacios interiores.
La importancia de ponernos como condición de partida parámetros concretos ligados con la sostenibilidad ambiental, social y económica permite conocer en todo momento las decisiones tomadas y su repercusión sobre el entorno.
En este escrito “Inprocess III de Joan Oliver” se intenta explicar mínimamente los puntos de referencia sobre los cuales nos basamos, que toman como referencia los distintos sellos ambientales locales y globales que se han ido utilizando internamente; cabe destacar que la referencia principal seguida en el estudio toma como principal referencia el Sello Verde gestado por GBCe, por ser una herramienta local con premisas globales.

1.- Parcela y emplazamiento
La decisión de origen, tomada por el distrito, de ampliar un equipamiento existente, por tanto re-densificar un centro social, para aumentar el servicio que ya estaba dando, era en sí mismo un punto de partida clave. Se trataba pues, de generar más suelo, una nueva cota 0, sobre un edificio existente.
Frente a la dificultad actual de cubrir las necesidades sociales necesarias en la ciudad de Barcelona, dando las mismas prestaciones de proximidad y servicio que hasta ahora ha existido, la propuesta de hacer una remonta en el edificio existente suponía una optimización del solar y una rentabilidad y eficiencia en la gestión del centro.
El criterio de sostenibilidad en la ubicación estaba dado por el propio encargo.
La propuesta de utilizar sistemas ligeros industrializados y su viabilidad estructural permitía llevar a cabo los requerimientos de partida estudiados por parte del distrito.
A este parámetro ligado a la integración al lugar y su repercusión medio ambiental se le suma la propuesta de un espacio verde en la planta de ampliación, así como la decisión de dar un protagonismo especial a la vegetación contribuyendo de esta forma a minimizar el efecto de isla de calor y aumentar las condiciones de salud del entorno próximo.

Una cubierta aljibe almacena agua de lluvia, reduce su evacuación, así como humecta la vegetación autóctona que se propone en proyecto. Es cierto que la vegetación requiere un mantenimiento, difícil de gestionar desde nuestros actuales sistemas de funcionamiento, ¿es responsabilidad del Centro su cuidado?¿del distrito?¿de parques y jardines?, la necesidad de una visión conjunta, no fragmentada en este sentido sigue pendiente.

2.- Energía y atmósfera
La atmósfera interior con el confort requerido y el mínimo consumo se proyecta a partir de criterios bioclimáticos, constructivos y su maquinaria de refuerzo.
Un patio exterior permite apoyar de forma natural el bienestar interior.
La vegetación depura y refrigera el aire.
Las aberturas tienes la proporción necesaria para dar visibilidad, sin deslumbrar, ni afectar al confort térmico.
La cubierta industrializada -testeada desde numerosas aplicaciones reales- tiene el aislamiento térmico y acústico con mayor calidad de la requerida en el Código. Su chapa grecada permite canalizar la ventilación necesaria, para evitar el sobrecalentamiento de la cubierta y su afectación en el interior.
Se estudió en el proyecto la mejora del conjunto de las instalaciones, tanto de los espacios existentes, como de la remonta. Se trabajó en una propuesta de conjunto que solo se implementó en la mejora de contratación del conjunto y en la máxima eficiencia sobre las instalaciones nuevas.

Recursos naturales
El recurso agua se tomó en cuenta en el almacenaje de agua de lluvia y la utilización eficiente del agua de la red.

La remonta almacena el agua de lluvia en el patio exterior con el único objetivo de dar humedad a la vegetación del propio patio. La utilización de una cubierta aljibe también garantiza una protección térmica del espacio inferior y por tanto una mejora en los consumos energéticos.

El distrito también ha ubicado en el solar del centro un depósito de almacenaje de agua de lluvia.
En cuanto a la utilización eficiente del agua de la red se utilizan todos los mecanismos actuales en el mercado y utilizados ya de forma global en grifos e inodoros.
Sobre los materiales utilizados en la remonta cabe mencionar que el esfuerzo de industrializar el conjunto permite un control en la utilización, reutilización y reciclaje de la materia prima empleada, una sistematización de los procesos, con el menor consumo de energía y recursos y una logística de gestión y transporte eficiente. El centro “Pere Quart-Joan Oliver” utiliza materiales elaborados en fábrica, transportados y montados en obra, la especialización de la mano de obra permite aumentar la calidad con un coste controlado.
Por otro lado y en el trabajo sobre los recursos utilizados, se quiere destacar la ventaja de la industrialización como proceso que no genera residuos en obra, así como la facilidad en la gestión de los residuos producidos en fábrica.

En el camino de ecoetiquetaje de los materiales utilizados y su exigencia de aplicación se empieza a tener suficiente información de los industriales para poder elegir con conocimiento aquellos más óptimos, desde el punto de vista ambiental.

Calidad del ambiente interior
El centro podría renovar su aire de forma totalmente natural, los distintos espacios, aulas, talleres tienen ventanas practicables, con un patio de luces central que permite la ventilación cruzada. El patio exterior apoya la ventilación y regeneración del aire. La vegetación es también un elemento principal en la calidad del aire.

La necesidad de utilizar sistemas mecánicos de renovación de aire, exigidos actualmente por el Código Técnico de la Edificación, nos obligan a implementar una maquinaria de partida desde parámetros de máxima contaminación en la ciudad y por tanto de desconfianza en los sistemas naturales .

En el estudio todavía hemos de profundizar más sobre la posible toxicidad de los materiales, que pueden llegar a afectar en la calidad del aire interior.
En cuanto aspectos lumínicos se han considerado para evitar el exceso de luz en el interior. Las aberturas están ajustadas a la entrada de luz y vistas hacia el exterior y el espacio patio es tamizada mediante un celosía vegetal.

Calidad del servicio
Está claro que para que los aspectos medio ambientales del proyecto puedan tener una realidad concreta en el uso del edificio se requiere un conocimiento de cómo usarlo, tanto por parte de la dirección, de los responsables de mantenimiento, como por parte de los usuarios. En este sentido la transversalidad entre el proyecto, la constructora, los industriales que lo han ejecutado, así como aquellos que lo gestionan en el día a día se hace imprescindible. Los manuales de un buen uso del edificio, en aras al menor consumo con el mejor confort, así como en el cuidado de la salud de los que lo habitan a lo largo del día son un primer paso, pero no el único. Actualmente los sistemas de monitorización, así como los programas de modelización permiten detectar las circunstancias del exterior y el interior para facilitar la buena gestión. En el centro “Pere Oliver” únicamente hemos podido dar unas guías y explicaciones personalizadas para el mejor uso de éste.

Aspectos sociales y económicos
El centro da el servicio social necesario de un barrio con necesidades de atención a la tercera edad.
Su decisiones de optimizar y aumentar el actual centro minimizan el coste económico que supondrían buscar un solar y gestionar un nuevo centro.
Cabe destacar en este punto que el encargo ya partía de poder mostrar en el edificio la sensibilidad medio ambiental del Ayuntamiento de Barcelona y sus distritos, el edificio debía mostrar una pedagogía ambiental que centra principalmente en la presencia de la vegetación y en la decisión de una envolvente de madera, tal como ya se ha ido mencionando.

Innovación
Los actuales sellos medio ambientales también valoran la innovación propuesta, como elemento imprescindible para avanzar en una construcción que integre los 3 conceptos de la sostenibilidad, es un aspecto de estímulo como arquitectos y pienso también un empuje a la industria y la construcción en general.

• Escaleras de hormigón prefabricado que ya da por si mismo el acabado de las superficies.

La estructura se organiza en tres vanos principales de 12 m de luz y dos vanos interiores de 2m de luz que albergan los núcleos de escalera y ascensores.

By |2018-09-13T13:57:04+00:00noviembre 13th, 2017|IN PROCESS|Comentarios desactivados en Centro cívico Joan Oliver – Pere Quart (Les Corts)
This website uses cookies and third party services. Settings Ok