Centro cívico Joan Oliver – Pere Quart (Les Corts)

In process Centro Cívico Joan Oliver - Pere Quart (Les Corts) (II)

Tal como se introducía en la descripción del proyecto (“In proces I”), se trata de una remonta sobre un edificio existente. El centro da servicio a lo largo de todo el año a personas de la tercera edad del barrio; así pues la exigencia y premisa de viabilidad principal debía ser la de poder ejecutar la obra con la máxima rapidez, el centro no podía estar cerrado al público demasiado tiempo.

La fase crucial fue el derribo y preparación de la cubierta existente. Es en esta fase en la que, por motivos de seguridad, se obligaba a cerrar el centro por completo; la mayor dificultad la presentaba el derribo de la cubierta del lucernario, por tratarse de una losa maciza de hormigón armado, con unas costillas, también de hormigón, que hacían las veces de vigas de soporte del lucernario y vigas de apoyo del módulo estructural posterior del edificio sobre el módulo anterior -de esta forma se materializaba una junta de dilatación-.  Se tomó la decisión de no eliminar totalmente estas costillas, sino de reducirlas a su sección estrictamente necesaria para que funcionaran como vigas de conexión de un módulo estructural con otro. Se unía a ello la necesitad de demoler dos zonas del forjado plano de cubierta -una en cada esquina del lado norte del edificio- para el paso de las dos nuevas escaleras de comunicación entre ambas plantas.

Durante toda esta fase y la fase de ejecución de estructura de la remonta se protegieron en planta baja todos los elementos existentes que debían conservarse.

La propia naturaleza de la obra -remonta de un edifico existente- impedía el aprovechamiento de los residuos generados, hubo que desechar todo el derribo y preparar una nueva base de remonta.

El edificio antes de la remonta tenía un lucernario que proporcionaba luz natural a las zonas centrales de la planta baja. La remonta conserva la entrada de luz, pero elimina el lucernario existente.

La estructura de la ampliación se realiza mediante perfiles metálicos laminados con un doble objetivo: no sobrecargar la estructura existente y aportar la mayor rapidez de ejecución.

La unión de la nueva estructura a la actual se realizó mediante placas de anclaje para los pilares, ancladas con varilla roscada a la losa de hormigón de la cubierta del edificio.

Una grúa móvil transporta y permite el montaje de la estructura metálica. La mayor dificultad está en los permisos urbanos que permitan el acceso y el aparcamiento de la grúa durante unas horas, la programación de la movilidad y estacionamiento ha de preverse y solicitarse con la máxima sincronización con los ritmos de la obra.

La estructura metálica se  compone de pilares HEB y vigas IPE  o tubular cuadrado. Las uniones se realizaron preferentemente atornilladas, excepto las de los perfiles huecos que se realizaron soldadas por mayor facilidad.

Esta estructura metálica sirve de soporte a la nueva cubierta del edifico; ésta está realizada mediante perfiles de chapa grecada y curvada, constituyendo unos elementos de cubierta autoportante ligera de grandes luces que “simplemente se apoya” en la nueva estructura metálica.

Únicamente en las zonas donde se han de colocar instalaciones se realizaron forjados de hormigón con chapa colaborante, lo que permitía conseguir una gran capacidad de carga con muy poco canto de hormigón, y por lo tanto con muy poco peso.

La cubierta ligera se transporta desde piezas de gran formato, que llegan a obra y se elevan con la mayor simplicidad de montaje por sus características autoportantes.

Dado que la estructura metálica quedaría vista en su mayor parte se optó por una protección al fuego mediante pintura intumescente, lo que permite manifestar los perfiles metálicos en sí mismos a la vez que no gana un grosor excesivo.

Una vez montada la cubierta se ejecutan los últimos remates necesarios.

Se observa en esta fase, desde el interior, la cubierta metálica fijada a la nueva estructura de la remonta.

Los cerramientos se realizaron con paneles de gran formato de madera contralaminada. Esto permite colocarlos en obra con gran rapidez, consecuentemente con la prioridad exigida en el plazo de ejecución.

El panel queda visto desde el interior e incluye en su cara exterior una cámara insuflada de aislamiento, con una lámina impermeable transpirable. El acabado de las fachadas en las caras norte y sur son de listones de madera y con cables para permitir plantas trepadoras en orientaciones este y oeste. La vegetación era un elemento principal para el espacio urbano.

La tabiquería interior es de cartón yeso y suelo registrable para el paso de las instalaciones.

By |2018-09-13T13:57:13+00:00marzo 2nd, 2017|IN PROCESS|Comentarios desactivados en Centro cívico Joan Oliver – Pere Quart (Les Corts)
This website uses cookies and third party services. Settings Ok